Guerra de clases en Virginia Occidental

first_imgACTUALIZACIÓN, 6 DE MARZO: Después de nueve días consecutivos de huelga, las/os militantes maestros de Virginia Occidental (VO) y el personal de la escuela se enfrentaron al gobernador derechista y a la legislatura para ganar un aumento salarial del 5 por ciento, no solo para ellas/os mismos, sino pero para todas/os los trabajadores del estado. Habían jurado permanecer fuera hasta que ganaran. El proyecto de ley que autoriza el aumento pasó la Cámara y el Senado y fue firmado por el gobernador esta tarde. Las/os maestros y el personal probablemente vuelvan a trabajar el 7 de marzo, pero la posibilidad de una acción renovada permanece, especialmente en relación con la financiación del seguro de salud. Para seguir las luchas de las/os trabajadores en el estado, incluidas las de trabajadoras/es de Frontier representados por CWA, que aún están en huelga, vaya a FB: WWP West Virginia – Strike Support.5 de marzo: En Virginia Occidental, famosa por las batallas campales entre mineros sindicalizados y los señores del carbón, se está librando una guerra de clases. Esta vez son maestras/os y todas/os los empleados de la escuela por un lado y los políticos capitalistas de derecha en el otro. Para citar la vieja canción sindical, “¿De qué lado estás?” – “no existen neutros “.Las/os trabajadores de la educación seguían en los piquetes al final del día,continuando su histórica huelga estatal por mejores salarios, así comopor el cuidado de la salud y en contra de otros ataques que destruyen los sindicatos. Virginia Occidental ocupa el puesto 48 en los EUA en lo que respecta a los salarios de las/os docentes: ganan menos en sólo otros dos estados. El salario inicial es de alrededor de $32.000 por año, y las/os maestros con familias a menudo deben solicitar asistencia alimentaria.La huelga en los 55 condados, que comenzó el 22 de febrero, continuaráindefinidamente hasta que el Senado estatal apruebe un proyecto de ley que otorgue a las/os trabajadores de educación estatal un aumento del 5 por ciento.El 28 de febrero, la Cámara aprobó el aumento salarial del 5 por ciento, que multimillonario gobernador republicano Jim Justice aprobó en conversaciones con los tres sindicatos el día antes. Pero el 1 de marzo, el Senado de derecha propuso quitarle el aumento y desviarlo hacia supuestamente el “arreglo” del plan de seguro médico. La legislatura creyó que esto engañaría a las/os trabajadores. Pero la falsedad capitalista solo enfureció más a las/os trabajadores.Los miembros de la Cámara de Representantes y del Senado están fuertemente influenciados por los propietarios de compañías del carbón, gas y petróleo de VO.Por tres días, incluso un sábado cuando se convocó una sesión especial, el Senado no aprobó el aumento del 5 por ciento. Luego intentaron sustituir por un aumento del 4 por ciento bajo el cuento de dárselo a todas/os los trabajadores del estado.Una declaración conjunta de los sindicatos en huelga explicó por qué era inaceptable: “Uno no iguala el pago para diferentes grupos simplemente tomando de un grupo y pasándolo a otro. El propósito de esto es claro: dividirnos y enfrentarnos el uno contra el otro”.Los tres sindicatos son la Federación Estadounidense de Maestros-West Virginia, la Asociación de Educación de West Virginia y la Asociación de personal de Servicio Escolar de West Virginia.Un error administrativo del Senado de hecho aprobó el aumento del 5 por ciento brevemente antes de que los senadores pro negocios se apresuraran a borrar el aumento. Un comentario en los medios sociales de las/os huelguistas dijo que los legisladores parecían necesitar un maestro para ayudarlos a revisar sus figuras y su lenguaje.El impacto de las/os huelguistas se sintió temprano cuando el gobernador aprobó, y la Cámara, de mayoría republicana, pasó el aumento salarial. El gobernador tuvo que dejar de empujar los proyectos de ley que destruyen la antigüedad, promueven escuelas autónomas, evitan que los sindicatos deduzcan cuotas sindicales de los sueldos de sus miembros, y expanden “Teach for America”, un programa que contrata nuevas/os graduados universitarios sin grados de docencia a un menor pago. Este tipo de proyectos de ley forma parte de una campaña nacional antisindical financiada en parte por los hermanos multimillonarios y ultraderechistas Koch.La oferta del gobernador no creaba una solución permanente para la Agencia de Seguros de Empleados Públicos, solo proponía una “congelación” temporal de las primas de seguros de atención médica y un “equipo de trabajo” para encontrar más fuentes de financiación. Sin embargo, los peores cambios legislativos a ASEP -principalmente varias excusas para aumentar las primas – están pausados ​​por el momento.La fuerza de lo que es esencialmente una huelga general de trabajadoras/es de la educación se demostró el 2 de marzo cuando 45 superintendentes escolares de los condados dijeron a los legisladores republicanos que las escuelas permanecerían cerradas hasta que se aprobara el aumento del 5 por ciento. Ahora 55 superintendentes han tomado esa posición.Huelga en todo el estadoLas/os huelguistas se han manifestado alrededor de la consigna #55Strong. Las/os huelguistas multinacionales, en su mayoría mujeres, insatisfechas por la propuesta del gobernador, consideraban que merecían una mayor participación en el contenido del acuerdo. Así que el miércoles 28 de febrero, las/os trabajadores siguieron protestando con gritos de “¡No permitiremos que nadie cruce esta línea!”. Algunos que votaron por Trump y los republicanos en las últimas elecciones ahora apuntan a la traición de los ricos, gritando “¡Haz que paguen en mayo!”, cuando se celebren las elecciones primarias. (USA Today, 1 de marzo).Según la ley estatal, las huelgas del sector público son ilegales, pero las/os trabajadores de West Virginia conocen la historia laboral. La Batalla de Blair Mountain en 1921 en el condado de Logan fue el levantamiento laboral más grande en la historia de EUA, con 10.000 mineros armados enfrentando a 3.000 policías y rompehuelgas. A lo largo del siglo XX, United Mine Workers fue una poderosa fuerza, con huelgas frecuentes, incluidas miles durante los años setenta. Algunas/os huelguistas llevan pañuelos rojos como los que los mineros usaron durante la revuelta de 1921.El jueves 1 de marzo, las/os trabajadores desafiantemente comenzaron su segunda semana en huelga. Un miembro del sindicato dijo a WW-MO que la mayoría de los huelguistas quieren que las grandes empresas, especialmente del petróleo, paguen impuestos a una tasa más alta para que el estado pueda pagar a las/os trabajadores de educación mejores salarios y beneficios.Los días 2, 3 y 5 de marzo, los mítines atrajeron a miles de personas a Charleston, la capital del estado. El 2 de marzo, cientos de estudiantes marcharon para apoyar a sus maestras/os, sosteniendo carteles y gritando: “Los maestros nos apoyan, apoyamos los maestros”. Se han unido a las/os maestros para ocupar el interior del edificio del Capitolio durante varios días.Mond Jones, organizador de la conferencia “Derrotar la Austeridad” de Workers World-Mundo Obrero en Detroit el 24 de marzo, describió su día en VO: “La mañana del 5 de marzo desayunamos justo en VO. Las/os profesores en las mesas cercanas tenían camisetas de huelga. Dijeron que ahora es más fácil organizar una huelga con las redes sociales. En el Capitolio había alrededor de 10.000 personas, 4.000 ocupando el interior y 6.000 afuera. En su mayoría eran mujeres, todas muy militantes. Nuestra literatura fue bien recibida. Todos los sindicatos tenían una fuerte presencia, junto con la Asociación de Maestros Jubilados”.Jerry Goldberg, de la Coalición ¡Moratoria AHORA! en Detroit, dijo a las/os huelguistas: “Estamos 100 por ciento con ustedes”.Esta lucha histórica no es sólo entre trabajadoras/es a favor de la unión y políticos antisindicales. Es trabajo vs. capital. Todas/os los trabajadores de VO se enfrentan a peligros para su salud y sus medios de subsistencia debido a las depredaciones del Banco y las industrias del Petróleo. El Informe del Presupuesto Ejecutivo del estado de 2018 establece: “El porcentaje del ingreso de cada ciudadano asignado al pago de la deuda estatal a los bancos e instituciones financieras es del 2,8 por ciento o $1.020 por ciudadano”.Luchando por el sindicatoLos sindicatos benefician a todas/os. Su estructura ofrece asistencia de combate, recursos y comunicación organizacional. Los sindicatos permiten a sus miembros conectarse y construir militancia desde abajo.Si bien la ira de las/os trabajadores se ha extendido a los principales líderes sindicales, que parecían dispuestos a poner fin a la huelga prematuramente, las/os huelguistas están reaccionando positivamente al anuncio oficial de los sindicatos de que la huelga continuará hasta que el aumento del 5 por ciento se convierta en ley. Lucharon por tener sindicatos y ahora luchan para hacerlos pelear.El profesor y activista sindical Phil, que se manifestó en el edificio del Capitolio el 1 de marzo, dijo a WW-MO: “Ha habido muchas conversaciones antisindicales entre ultraizquierdistas y conservadores. La gente necesita luchar dentro de sus sindicatos, para hacerlos más progresistas y conscientes de su clase. Necesitamos radicalizar y transformar a los sindicatos desde adentro a nivel local.“Algunos creen que los líderes de la asociación están negociando directamente con el gobernador. En realidad, los legisladores logran acuerdos y venden a los trabajadores. Estos políticos tienen los intereses de las compañías de energía y el capital privado.“La lucha de las/os trabajadores de la educación y las/os docentes es una lucha de clases por la justicia social, una lucha social contra el racismo y el capitalismo y contra la austeridad. Esperamos construir la idea de conciencia de clase a través de la participación de los sindicatos locales. Cuando las personas abandonan los sindicatos, no construimos conciencia de clase. Afortunadamente, después de esta lucha, la gente continuará participando y fortaleciendo y radicalizando sus sindicatos“.A pesar de las fallas en el liderazgo de alto nivel, la unión no es el enemigo. ¡El enemigo es la clase capitalista multimillonaria!Solidaridad se multiplicaUna tremenda solidaridad ha venido de otros sindicatos: Teamsters, Mine Workers, Communication Workers e incluso sindicatos en otros países.La Asamblea de Trabajadores del Sur emitió un mensaje de solidaridad: “En los días que esperamos la decisión de la Corte Suprema sobre el caso Janus, que afectaría a los trabajadores del sector público en todos los estados antisindicales del sur, se nos recuerda que incluso los trabajadores en estos estados concentrados en el sur de EUA, pueden construir sus sindicatos, luchar y ganar. El tipo de acción de masiva presentada por las/os educadores de VO es un ejemplo que todos podemos seguir”.Han llegado más mensajes de solidaridad, incluso del Sindicato de Conductores de Autobuses Escolares de Boston, United Steelworkers Local 8751; Harvard TPS Coalition, un grupo de cocineras/os sindicales, custodios y trabajadoras/es administrativos de la Universidad de Harvard que apoyan a las/os trabajadores inmigrantes que pierden el estatus de protección temporal; y Padres y Madres para un mejor transporte escolar con sede en Nueva York.El ejemplo de VO ya está siendo seguido. Alrededor de 1.400 miembros de Communication Workers en VO y Ashburn, Virginia, salieron del trabajo el 4 de marzo a la medianoche y están en huelga en Frontier Communications. Muchas/os de ellos estaban aprendiendo acerca de las huelgas mediante el piquete junto a las/os maestros. Están luchando por la seguridad laboral ya que Frontier ha eliminado 500 empleos desde que adquirió las líneas fijas de Verizon en 2010.El mundo está observando la guerra de clases en Virginia Occidental. ¡Poder para las/os miembros sindicales de base dirigiendo su ira ardiente contra la crueldad del sistema capitalista!Otis Grotewohl contribuyó a este artículo.FacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thisFacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thislast_img read more